Entre los recursos naturales de valor paisajístico del territorio del término municipal de Camargo cabe destacar, las marismas y humedales, los parques y cuevas.

Marismas y Humedades

Reserva Municipal de las Marismas de Alday y de Parayas y Raos

En el arco oeste de la Bahía de Santander, la industrialización y urbanización de entornos ha provocado que solamente sobrevivan estas marismas de reducidas dimensiones: Alday (65 hectareas.); Parayas y Raos (20 hectareas).

Las desecaciones y modificaciones sufridas para usos agrario, forestal e industrial a través de la historia hacen necesaria su recuperación ambiental. El Ayuntamiento de Camargo ha adquirido 35 hectareas de su superficie, se dispone de derechos sobre otras 11 hectareas, estando en proyecto completar su totalidad. Por otro lado, patrocinadores privados han aportado fondos para la investigación de las posibilidades de recuperación medioambiental de la zona y su uso sostenible. En Alday se ubica el Centro de Interpretación de la Red de Reservas Municipales y del Programa "Areas para la Vida". Éste humedal, con aproximadamente 70 hectareas, representa hoy día un vestigio de lo que hace pocos años fue uno de los humedales más extensos de la Bahía de Santander.

En la actualidad se ve afectado por algunos importantes problemas: fragmentación por infraestructuras de transporte, desecación y rellenos parciales, algunos de ellos con materiales contaminantes, aislamiento de marea e invasión de especies vegetales foráneas, siendo las más importantes la Chilca, el Plumero, o el Botón Amarillo.

A pesar de ello, Alday es el núcleo ornitológico más reseñable de una Bahía, la de Santander, que constituye uno de los humedales más importantes de todo el Cantábrico. La presencia de algunas especies emblemáticas para la cornisa en Alday, como la Garza Imperial, el Avetorillo o el Aguilucho Lagunero así lo demuestran, así como los elevados números de anátidas invernantes, que en numerosas ocasiones se cifran en más de mil ejemplares.

Reserva Municipal del Humedal del Pozón de la Dolores y su entorno

Zona de aprox. 100 ha. cuya pasada actividad minera generó una serie de humedales y bosquetes hoy en día en proceso de regeneración natural.

Este área para la vida ofrece la posibilidad de mejorar la calidad paisajística del entorno ampliando el humedal sobre depósitos de decantación infrautilizados, aumentando la biodiversidad y ejerciendo una sustitución progresiva de monocultivos por el bosque natural. Se pretende aportar un humedal dulceacuícola a la Red de Espacios Protegidos municipal, tras una Recuperación Ecológica de sus actuales condiciones naturales.

Es un humedal antrópico, su origen se centra en un antiguo lavadero de mineral. En la actualidad, la falta de uso humano ha hecho que sea ocupada por diversa flora y fauna silvestre. El principal valor se lo otorga la comunidad de aves invernantes, cifrada en más de 600 individuos según los años. Presenta un importante carrizal, formación vegetal escasa en la actualidad, compuesta por el Carrizo, entre la cual hay censado Avetorillo, y es utilizada como dormidero por las Golondrinas Comunes y los Estorninos. La única pareja nidificante de Somormujo Lavanco en Cantabria fuera del Embalse del Ebro se sitúa en el Pozón de la Dolores. También destaca la presencia de un importante número de diversas especies de garzas, como la Garcilla Bueyera y la rara Garceta Grande. Su importancia ornitológica es cada vez mayor, al ser utilizado como sustituto de áreas de la Bahía de Santander cada vez más degradadas.

El bosque de encinas de la Sierra de Peñas Negras

El bosque de encinas de la Sierra de Peñas Negras, es un entorno protegido parte de la cual se corresponde con el territorio de Escobedo. A destacar en la Sierra es la existencia de un importante acuífero kárstico que vierte sus aguas hacia los ecosistemas fluviales costeros del Río Pas y Ría de Boo-Bahía de Santander. La superficie exterior está en parte recubierta por fragmentos de encinar cantábrico relictos, cuya antigüedad se remonta a la época terciaria. Pero además de su riqueza subterránea la Sierra del Pendo y Peñas Negras está su riqueza forestal exterior. Ambos lugares forman una misma unidad geográfica, fragmentada por canteras, explotaciones madereras y vías de comunicación que obligan a una gestión diferenciada de las áreas dentro de una coherente relación.

Los bosques mixtos, las praderías atlánticas y el encinar aparecen con una representación considerable, sobre todo si consideramos que su ubicación está localizada en las proximidades de Santander. Este dosel acoge una variada fauna, como tejones, ardillas, gavilanes , y multitud de otras especies de paseriformes.

Parques y playas

Parque de Punta Parayas

En el Alto Maliaño se encuentra la playa artificial de la Punta de Parayas, una estructura de 32 m de ancho que facilita el baño y el descanso de las personas que allí se acercan.

Esta playa es un complemento al espacio recreativo de su entorno, que cuenta con un parque, barbacoas fijas, lugares de paseo y un carril bici de 7 km de longitud que rodea el aeropuerto y enlaza la playa con el puerto deportivo Marina del Cantábrico.